ARBA intimó a 285 frigoríficos y matarifes incumplidores para que se inscriban como agentes de recaudación


(10/04/2018) La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires cursó intimaciones a 285 frigoríficos, matarifes y mayoristas del comercio de la carne para que cumplan con su obligación de inscribirse como agentes de percepción del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

El director de la Agencia de Recaudación, Gastón Fossati, afirmó que “las empresas que incumplan esta responsabilidad serán inscriptas de oficio y deberán enfrentar multas de hasta $60.000 por la infracción”.

Asimismo, subrayó que “esta medida profundiza una serie de acciones que pusimos en marcha el año pasado, en forma coordinada con AFIP, para regularizar el conjunto de la cadena cárnica que registraba un alto índice de evasión”.

A partir de los cambios fiscales introducidos en la cadena, cada vez que frigoríficos, matarifes y otros intermediarios efectúan ventas a mayoristas y minoristas tienen la obligación de realizar percepciones en nombre del fisco provincial, que sirven como pago a cuenta de Ingresos Brutos. Esa responsabilidad que ARBA exige a las empresas contribuye a mejorar el cumplimiento tributario del comercio minorista de carne.

Fossati puntualizó que “trabajamos en equipo con la AFIP y el Ministerio de Agroindustria de la Nación y logramos avances concretos para darle transparencia y equidad al funcionamiento de todo el sector, mediante mecanismos de control que le otorgan trazabilidad a las operaciones de cada eslabón de la cadena de la carne, lo cual comprende a productores, consignatarios, industria, comercios mayoristas y minoristas”.


Entre otras herramientas de control, el trabajo en equipo de la gestión nacional y provincial incluyó: la implementación del registro de operadores de la cadena de producción y comercialización de haciendas, que abarca a la carne bovina y bubalina; los pagos a cuenta de IVA e Ingresos Brutos como condición previa para la faena; la generalización del régimen de percepción del tributo sobre los Ingresos Brutos que se aplica para la comercialización de carnes rojas, anteriormente mencionado; y el cruce de datos electrónicos entre los distintos organismos que intervienen en el proceso de fiscalización.

Cuidar a los cumplidores y fortalecer la producción

Respecto del régimen de percepción en Ingresos Brutos, además de los frigoríficos y matarifes, la obligación de actuar como agentes alcanza a comisionistas, abastecedores, consignatarios y demás intermediarios que comercializan carne en el mercado interno, más allá de que vendan a mayoristas o minoristas.

La alícuota que estas empresas deben percibir al comprador es del 1,75% sobre el valor de venta, siempre y cuando el contribuyente que adquiere la carne se encuentre inscripto en Ingresos Brutos.

En caso de que no lo esté, ese proporcional sube al 8%, en tanto que quienes aparecen registrados con alícuota cero en el padrón de contribuyentes que elabora mensualmente ARBA no son sujetos pasibles de percepción.

“Todas las medidas que llevamos adelante para terminar con las irregularidades en la cadena de la carne que abastece al mercado interno tuvieron como objetivo principal cuidar a los contribuyentes cumplidores y fortalecer la actividad productiva”, precisó Fossati.

De hecho, el conjunto de cambios introducidos en el sector permitió que ahora se cuente con registros detallados de cada operación y toda la carne proveniente de los animales faenados deba ser declarada formalmente, ya sea como venta en el mercado interno, exportación o bien incorporándola a la variación de stock. Además, la totalidad de vendedores en la cadena interna tienen obligación de percibir a sus clientes los pagos tributarios a cuenta.

Finalmente, en lo relacionado a la venta minorista, todos los comercios deben estar inscriptos como contribuyentes y abonar el Impuesto sobre los Ingresos Brutos con una alícuota de 2,5%, computándose a favor de las carnicerías las percepciones que hubiesen tenido en sus compras.

Todas estas transformaciones se complementan con cruces de información y fiscalizaciones específicas para controlar que los distintos eslabones de la cadena cumplan sus obligaciones.

ARBA entregará tecnología para capacitación laboral en cárceles bonaerenses


(09/04/2018) El director de ARBA, Gastón Fossati, y el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, firmaron un convenio de cooperación institucional a partir del cual el organismo recaudador cederá equipamiento tecnológico en desuso que será tratado en la planta de reciclado que funciona en el penal de Olmos, donde los internos reciben capacitación laboral.


Fossati destacó que “el acuerdo nos permite brindar nuestro aporte y compromiso en temas que van más allá de la función de recaudación”, y subrayó que “este tipo de iniciativas surgen del trabajo en equipo que llevamos adelante con otras áreas del gobierno provincial para gestionar con mayor eficiencia”.

Además, explicó que “por la labor específica que desarrollamos en ARBA necesitamos renovar con cierta frecuencia nuestras herramientas informáticas. Ahora, ese equipamiento que damos de baja podrá orientarse a las actividades formativas de quienes estén cumpliendo condena, lo que contribuirá a su reinserción en el mercado laboral”.

En tanto, el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, destacó que “el objetivo es brindar todas las herramientas posibles para que las personas que entren en las cárceles se reinserten en la sociedad y no vuelvan a cometer delitos”, por ello -afirmó- “el trabajo y la educación en las unidades son tareas fundamentales de la gestión y contamos con el apoyo irrestricto de la gobernadora, María Eugenia Vidal”.

Todo el equipamiento entregado por la Agencia de Recaudación será destinado al Programa Disposición de Tecnología en Desuso, desarrollado en la Subdirección General de Trabajo Penitenciario, área que depende de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del Servicio Penitenciario Bonaerense.

El material informático se empleará en tareas de capacitación de los internos, sobre todo en lo vinculado a la clasificación y reparación de equipos electrónicos, de manera que pueda ser reutilizado tanto en dependencias penitenciarias como en otros ámbitos laborales y de enseñanza.

La iniciativa posibilitará, en forma complementaria, que ARBA reduzca costos operativos al liberar espacios físicos que hoy se encuentran afectados al acopio de equipamiento obsoleto. A la vez, contribuirá a mitigar el daño que los residuos tecnológicos generan al medioambiente.

La recaudación de la Provincia creció 29,6% en el primer trimestre del año


(06/04/2018) En el primer trimestre de 2018 los ingresos propios de la provincia de Buenos Aires alcanzaron un total de $66.631,6 millones, monto que representa un crecimiento de 29,6% en relación con igual período del año pasado. De esa forma, la recaudación bonaerense se ubicó 4,4% por encima de la meta prevista en el Presupuesto.


Según datos publicados en la web de ARBA, entre enero y marzo se recaudaron $42.214 millones en concepto de Ingresos Brutos, lo que implica un incremento interanual del 24,1%. En tanto que el Inmobiliario, en todas sus plantas, aportó $7.775 millones, con una suba de 52,1%.

El Impuesto a los Automotores completó en el primer trimestre una recaudación de $8.081 millones, con un alza de 28,2%; mientras que Embarcaciones totalizó $77 millones, lo que supone un aumento de 33,4%.

Por el Impuesto de Sellos ingresaron $5.840 millones, con una suba de 28,7%, a la vez que los planes de regularización sumaron $2.479 millones en los primeros tres meses de 2018, con un alza interanual de 91,9%. Otros ingresos tributarios aportaron $164 millones.

Respecto de marzo, la Provincia recaudó a lo largo del mes un total de $21.952 millones, lo que implica un crecimiento interanual de 22,8%, con el siguiente detalle: por Ingresos Brutos obtuvo $13.281 millones; en concepto de Impuesto Inmobiliario, $2.898,9 millones; por Automotores, $2.849 millones; por Embarcaciones ingresaron $56,2 millones; el tributo de Sellos sumó $1.894,5 millones; los planes de regularización alcanzaron $924,9 millones; mientras que otros tributos agregaron $48 millones.

ARBA intimó a casi 4.000 deudores de impuestos que deben más de $1 millón cada uno

(05/04/2018) La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires intimó a 3.956 grandes deudores, entre los que se incluyen tanto personas físicas como empresas en instancia judicial y prejudicial, que acumulan individualmente una mora superior al millón de pesos en concepto de distintos impuestos.

El director de ARBA, Gastón Fossati, resaltó que “buscamos que estos deudores regularicen su situación fiscal y paguen todo lo que deben. Si muestran voluntad de cumplir evitarán las consecuencias del cobro por vía judicial”.

Por el contrario, si mantienen su condición de incumplidores, los morosos que ya están en juicio enfrentarán en los próximos meses la posibilidad de remates. En tanto que el resto, hoy en instancia prejudicial, quedará sujeto a medidas cautelares como inhibiciones y embargos para garantizar el recupero de deudas.

Fossati puntualizó que “para ponerse al día los deudores tienen la posibilidad de adherir directamente por internet a un plan de pago en cuotas”, aunque aclaró que “esa opción de financiamiento no contempla descuentos ni bonificaciones”.

En ese sentido, recordó que “en ARBA eliminamos las moratorias que existían en el pasado porque van en contra de la equidad y la cultura tributaria. En nuestra Provincia los vecinos que se esfuerzan por estar al día siempre pagan menos que los incumplidores, y las bonificaciones que otorgamos benefician únicamente a los buenos contribuyentes”.

Los intimados tienen importantes deudas que abarcan los diferentes impuestos bonaerenses, ya sea Ingresos Brutos, Inmobiliario, Automotores y Embarcaciones Deportivas, que en todos los casos se encuentran vencidas al 31 de diciembre de 2017.


Si se toma en cuenta el lugar de residencia de estos morosos, se observa que el mayor número habita en la Ciudad de Buenos Aires (1.137 contribuyentes intimados), Mar del Plata (214), La Plata (187), La Matanza (163) y San Isidro (114).

A la par de los grandes deudores, ARBA también intimó a otros 927.307 contribuyentes que registran impuestos impagos por sumas inferiores al millón de pesos. La mitad de ellos son propietarios que poseen dos o más bienes con deudas fiscales.

En cuanto a la distribución territorial de este universo de morosos con menor rango de deuda, se destacan: los que residen en la Ciudad de Buenos Aires (107.168 intimados), La Matanza (59.705), La Plata (47.286), Mar del Plata (44.455), Lomas de Zamora (29.045) y Lanús (29.020).

Fossati destacó que “avanzar contra el incumplimiento es la mejor manera de respetar el compromiso de los contribuyentes que mantienen sus impuestos en regla”, y explicó que “apuntamos a hacer más eficiente la recaudación y potenciar los recursos públicos que son los que contribuyen a mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos”.

Los deudores intimados podrán regularizar su situación abonando el total de lo que deben o adhiriéndose al plan de pago vigente, que brinda la oportunidad de acceder a un financiamiento en hasta 24 o 36 cuotas, según los casos. El trámite se realiza por internet, ingresando a www.arba.gob.ar, o a través del PUNTO ARBA más cercano al domicilio del contribuyente.

 
Powered by Blogger