Arba detectó importante nivel de incumplimiento en restaurantes y bares

(18/05/2011) La Agencia de Recaudación de Buenos Aires detectó maniobras de evasión en locales gastronómicos de varias ciudades de la Provincia. Los comercios facturaron sólo una porción mínima de sus ventas y, producto de ese accionar, se calcula que dejaron de aportar al fisco más de 133 millones de pesos. En los registros de Arba figuran inscriptos más de 61 mil contribuyentes que prestan servicios de expendio de comidas y bebidas, aunque sólo un 46% cumple con lo que establece la ley.

A partir de un minucioso trabajo de análisis fiscal, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires detectó varios locales gastronómicos que evidenciaron visibles inconsistencias entre los ingresos que declararon ante el fisco y las ventas que verdaderamente realizaron. Según Arba, los locales "con servicio de expendio de comidas y bebidas en bares, restaurantes, cafeterías, pizzerías y salones de té", evadieron, el último año, más de 133 millones de pesos en concepto del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.







Para descargar la infografía en formato flash haga clic aquí

Según explicó el director ejecutivo de Arba, Martín Di Bella, “el trabajo de investigación fiscal tiene como objetivo combatir ciertas maniobras de evasión que se dan en algunos rubros de la economía provincial”.

"Los fiscalizadores focalizaron su tarea en toda la Provincia, en varios establecimientos comerciales dedicados a la actividad gastronómica, ya que, previamente, se habían observado ciertas incongruencias entre la capacidad instalada de esos locales (cantidad de mesas, flujo de clientes, servicios, etc.) y los ingresos que sus propietarios suelen declarar ante el fisco provincial", aseguró el funcionario del gobierno de Daniel Scioli.

A través del informe realizado por la Gerencia General de Fiscalizaciones Masivas, donde se hizo un pormenorizado cruce de datos y cotejos de diversas variables vinculadas a la labor de los bares y restaurantes en cuestión, se constató que no se condice el tamaño de los locales, sus gastos operativos (alquiler, luz, gas, personal, etc.) ni la cantidad de público que concurre y realiza consumos en los mismos, con el volumen de venta que declaran los empresarios.

En las bases de datos de Arba hay inscriptos 61.735 contribuyentes que brindan servicios de “expendio de comidas y bebidas en bares, restaurantes, cafeterías, pizzerías y salones de té”. Pero sólo 28.556 presentaron las declaraciones juradas correspondientes y cumplimentaron con lo que establece la normativa vigente. O sea, apenas el 46% del total de esos contribuyentes.

Del relevamiento realizado en las distintas ciudades de la Provincia, podría citarse como emblemática la situación de los comercios de La Plata y Mar del Plata. En la capital provincial los agentes fiscalizaron unos 90 bares y restaurantes donde se detectó que en el año 2010 evadieron impuestos por unos $6 millones. En la ciudad balnearia, los propietarios de estos comercios omitieron pagar $2 millones sólo en los meses de enero y febrero, según el resultado que arrojó el control de 143 locales. Mientras que también en el último año, en Quilmes se omitieron pagar $4 millones; en San Isidro $4,5 millones; en Bahía Blanca $2,8 millones y en Tandil $1,8 millones.

Del informe surge que “esa inconsistencia entre el nivel de actividad fehaciente que se observó durante un período determinado en estos comercios gastronómicos, y los ingresos que posteriormente declararon ante el fisco sus propietarios, dejó al descubierto las maniobras de evasión que se basan en facturar sólo una mínima parte de las ventas que se efectúan”.

A partir de estos datos, la Agencia de Recaudación de la Provincia desplegará diversas acciones para que los empresarios que manejan estos bares y restaurantes modifiquen su conducta tributaria y ajusten sus declaraciones de Ingresos Brutos a las ventas que realmente realizan.

Cómo saber cuándo un comercio cumple con lo que establece la Ley

- Cada local gastronómico debe exhibir, visible al público, el comprobante de pago del último impuesto sobre los Ingresos Brutos y el certificado de domicilio expedido por ARBA, en el lugar donde se realicen las actividades.

- El consumidor debe exigir su factura, consumidor final, estando prohibido que entreguen –como comprobante- la comanda de los pedidos.

- También deben estar expuestas al público las constancias de inscripción al Impuesto al Valor Agregado, el comprobante de pago, así como también el certificado de habilitación municipal y la habilitación para la venta de bebidas alcohólicas (en caso de que sea necesario).

 
Powered by Blogger