Ir al contenido principal

Contribuyentes en Juicio: Creció 40% el monto de deuda regularizada en concepto de Ingresos Brutos

(25/05/2011) Desde que, en noviembre del año pasado, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires incorporó en los sistemas de riesgo crediticio Veraz y Nosis a los deudores impositivos que se encontraban bajo proceso judicial iniciado por el Estado, el monto promedio de deuda regularizada por los contribuyentes de Ingresos Brutos en instancia de juicio se incrementó un 40%.

La cifra se desprende de un informe de la Gerencia de Cobranza Coactiva de Arba, y muestra el efecto que tuvo la incorporación de aquellas personas físicas o jurídicas que mantenían deudas en etapa judicial con la Provincia en las dos principales redes de informes sobre determinación de riesgo crediticio.

Hace seis meses, luego de un convenio firmado por el titular de Arba, Martín Di Bella, la Provincia publicó en las centrales de riesgo Veraz (Organización Veraz SA) y Nosis (Laboratorios de Investigación Nosis SA) los nombres de 62 mil contribuyentes a los cuales la Agencia de Recaudación les había iniciado juicio, debido a que desconocieron sistemáticamente todas las instancias previas que se les ofrecieron para ponerse al día con sus impuestos.

A partir de que esos morosos en juicio fueron incorporados a Veraz y Nosis, las regularizaciones de deuda correspondientes a contribuyentes de Ingresos Brutos se incrementaron hasta alcanzar el 62% del total de los planes de pago judiciales realizados durante el último semestre. En ese lapso, también creció en un 40% el monto promedio de deuda en juicio regularizada por contribuyentes del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

Al respecto, el director de Arba, Martín Di Bella, aseguró que “nuestra decisión fue incluir en Veraz y Nosis sólo a aquellos deudores que se encontraban en juicio, ya que habían ignorado todas las posibilidades que les ofrecimos para regularizar su situación tributaria. En Arba siempre diferenciamos la situación de los contribuyentes, no es lo mismo manifestar voluntad de pago que vivir realizando maniobras para postergar las obligaciones fiscales”, consideró.

En ese sentido, Di Bella explicó que “al ser incorporados en los sistemas de riesgo crediticio, los morosos en juicio se encuentran con dificultades en su actividad comercial, ya que tienen inconvenientes para acceder al financiamiento bancario. Al verse ante ese deterioro de su calificación crediticia, muchos contribuyentes con deudas judiciales de Ingresos Brutos decidieron regularizar su situación”, puntualizó.

En poco tiempo más, además de Veraz y Nosis, Arba incluirá a los morosos en la empresa de información comercial Fidelitas SA, puesto que, como afirma Di Bella, “la incorporación de deudores en juicio a las redes de información crediticia es otra de las herramientas que utiliza la Provincia para terminar con el incumplimiento y la especulación fiscal”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NUEVO PLAN DE PAGOS DE ARBA PERMITIRÁ REGULARIZAR DEUDAS VENCIDAS ESTE AÑO

  La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires instrumentó un nuevo plan de pagos que permitirá a pymes, comercios y demás contribuyentes regularizar deudas de impuestos bonaerenses vencidas a lo largo de este año en hasta 24 cuotas de financiación. Cristian Girard, director de ARBA , subrayó que “ se trata de un programa orientado a impuestos corrientes, que abarca, por un lado, las cuotas vencidas entre enero y mayo de 2022, y que, a la vez, incorpora como novedad la posibilidad de ir adhiriendo a un plan de pagos aquellas deudas que pudieran generarse de acá a fin de año ”. “ Desde la Provincia les estamos dando previsibilidad a las y los contribuyentes para que, en caso de que tengan problemas para abonar cualquier impuesto en tiempo y forma, cuenten con la tranquilidad de saber que podrán financiarlo en cuotas, suscribiéndose a este plan ”, puntualizó Girard . El programa estará vigente a partir del 1° de junio e incluirá aquellas cuotas impagas de Inmobiliario, en s

LA PROVINCIA INTENSIFICA LA FISCALIZACIÓN SOBRE GRANDES CADENAS DE SUPERMERCADOS

Equipos de fiscalización de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires y del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica iniciaron una serie de operativos conjuntos sobre hipermercados, mayoristas y minoristas que operan en territorio bonaerense para detectar maniobras de evasión tributaria, verificar el traslado de mercaderías y controlar el cumplimiento del programa Precios Cuidados. Las acciones se realizan de forma simultánea en cadenas de supermercados y distribuidoras ubicadas en La Plata, San Miguel, Vicente López, Tandil, Bahía Blanca, Mar del Plata, Martínez, Moreno, Chacabuco, Trenque Lauquen, Salto, Esteban Echeverría, Ezeiza, Ituzaingó, Munro, Moreno y General Rodríguez, entre otras localidades del interior, zona metropolitana bonaerense y también la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El foco está puesto en la fiscalización de los principales centros de distribución de las cadenas con el fin de observar si el traslado de mercaderías cumple con l

LA PROVINCIA CONDONA DEUDAS TRIBUTARIAS A 27.300 EMPRENDIMIENTOS DE LA ECONOMÍA POPULAR

  Cristian Girard , director de ARBA , explicó que “ esta ayuda fiscal para quienes ejercen su actividad en el ámbito de la economía popular representa un monto total de $563,8 millones. Son deudas que se acumularon durante la gestión de María Eugenia Vidal, que centraba los beneficios tributarios en los grupos concentrados y les daba la espalda a los sectores populares ”. “ Cuando Axel Kicillof asumió como gobernador, buscó reparar los daños generados por las políticas neoliberales, en el marco de un proyecto de desarrollo con eje en el crecimiento de la producción y la inclusión a través de la creación de empleos locales y de calidad. Con ese objetivo, desde ARBA y el Ministerio de Trabajo avanzamos en una agenda conjunta para sumar beneficios impositivos, simplificar trámites y brindarles a estos emprendimientos autogestivos la posibilidad de crecer y formalizarse ”, resaltó Girard . Esa labor coordinada entre ambos organismos posibilitó extender de 1 a 4 años la exención de Ingreso