Arba detectó en los últimos dos años 24.500 piletas sin declarar

(28/12/2011) A través de su tecnología satelital, la Agencia de Recaudación que conduce Martín Di Bella detectó en los últimos dos años alrededor de 24.500 piletas que no habían sido declaradas por sus propietarios ante el fisco provincial. En conjunto, esas piscinas representan más de 780 mil metros cuadrados que no figuraban en los registros. La incorporación de estas construcciones sin declarar al catastro provincial constituye un incremento estimado de $200 millones en las bases imponibles que se toman para calcular el Impuesto Inmobiliario. Di Bella sostuvo que “en Arba utilizamos tecnología de punta para perfeccionar las acciones de administración tributaria y luchar contra la evasión”.

Según un informe de la Agencia de Recaudación que conduce Martín Di Bella en la provincia de Buenos Aires hay registradas unas 140 mil piscinas, lo que significa que existe una pileta cada 32 viviendas. Cerca del 70% de las piscinas se encuentra en el conurbano bonaerense, mientras que el 30% restante se ubica en el interior de la provincia de Buenos Aires.



La legislación vigente estipula que los contribuyentes deben declarar ante el fisco los espejos de agua que superen los 15 metros cuadrados y reúnan determinadas características en su construcción (ser de material o plásticas, tener equipo de bombeo, etc). Miles de piscinas de este tipo se incorporan por año al catastro provincial, a través de las declaraciones juradas (de construcción, ampliación o mejoras) que presentan los contribuyentes y también a partir de las fiscalizaciones que realiza Arba.

De hecho, del total de 140 mil piletas existentes en la Provincia, alrededor de 24.500 fueron detectadas por agentes de Arba en los últimos dos años ya que sus propietarios evitaron declararlas y por eso no figuraban en los registros. De esa forma, durante la gestión de Di Bella, que se inició en diciembre de 2009, la Agencia de Recaudación pudo sumar al catastro provincial más de 780 mil metros cuadrados correspondientes a piscinas sin declarar.

En ese sentido, Di Bella afirmó que “para detectar construcciones no declaradas trabajamos con información que nos proveen 15 satélites en órbita y un equipo profesional integrado por agrimensores, ingenieros, topógrafos, etc., que interpretan esas imágenes y posteriormente realizan las inspecciones en el territorio. En Arba utilizamos tecnología de punta para perfeccionar las acciones de administración tributaria y luchar contra las irregularidades”, aseveró el economista que integra el gabinete del gobernador Daniel Scioli.

Cabe destacar que además de la información provista por los satélites, la otra herramienta tecnológica que posibilita efectuar este tipo de fiscalizaciones es el sistema de cartografía digital de la Agencia de Recaudación, un verdadero mapa virtual que releva los detalles inmobiliarios de cada uno de los 307.000 kilómetros cuadrados que componen la provincia de Buenos Aires.

El acceso a este mapa digital se realiza a través de la web y desde allí pueden observarse las características de las 6,5 millones de partidas inmobiliarias que existen en el territorio bonaerense. Di Bella explicó que “esta tecnología nos permite actualizar la información catastral en forma permanente y esa característica convierte al mapa digital en una poderosa herramienta para detectar evasión y combatir el incumplimiento”.

Según datos de la Gerencia General de Fiscalizaciones Masivas de Arba, la incorporación de las 24.500 piletas al catastro provincial significa un incremento estimado de $200 millones en las bases imponibles que se toman para calcular el Impuesto Inmobiliario.

De acuerdo a la Ley de Catastro provincial, los propietarios de los inmuebles están obligados a denunciar cualquier modificación que se introduzca en las parcelas de su propiedad, a partir de la presentación de una Declaración Jurada de Avalúo. Allí se especifican las características de los metros nuevos y, posteriormente, se entrega esa información en los Centros de Servicio de la Agencia o en la página de Internet: www.arba.gov.ar.

“Siempre que se realicen ampliaciones, modificaciones o restauraciones de las viviendas, esas mejoras deben ser informadas ante la Agencia de Recaudación para que sean incorporadas al catastro provincial”, recordó Di Bella.

Qué Piletas se tienen que declarar

La legislación vigente tipifica claramente qué tipo de piletas deben declararse ante el fisco:

- Deben tener más de 15 metros cuadrados de espejo de agua.

- Construidas de hormigón armado con revestimiento de azulejos o plaquitas vítreas, veredas de mosaicos o lajas, con trampolín y con equipo de bombeo.

- Construidas en mampostería: piso de hormigón con revestimiento común alisado, con equipo de bombeo.

- Construidas en fibra de vidrio con equipo de bombeo.

- Construidas con placas pre moldeadas de hormigón con equipo de bombeo.

 
Powered by Blogger