La Provincia exime de pagar deudas inmobiliarias a los propietarios de viviendas sociales

(05/07/2012) Los beneficiados son adjudicatarios de planes sociales de vivienda. El Estado les tramita la escritura para que puedan regularizar la situación de su propiedad. Para facilitar las gestiones y favorecer que estas familias comiencen una nueva etapa, la Provincia los eximirá de pagar las deudas impositivas que arrastra el inmueble. Una vez que obtengan el título de propiedad, estos bonaerenses comenzarán a abonar el Impuesto Inmobiliario como cualquier contribuyente.

Luego de un convenio suscripto por el titular de Arba, Martín Di Bella, y el escribano general de Gobierno, Alfredo Sivero, la Provincia eximirá de pagar deudas del Impuesto Inmobiliario a los propietarios de viviendas que hayan sido incluidas en planes habitacionales de interés social. La medida busca que estos ciudadanos, que hasta ahora no contaban con el título de propiedad de sus hogares, puedan escriturar a través de un trámite que realiza el propio Estado bonaerense y, a partir de allí, tengan la oportunidad de iniciar una nueva etapa con el alivio de no arrastrar antiguas deudas del inmueble.

De esta manera, quienes fueron adjudicatarios de planes habitacionales y nunca pudieron formalizar la situación de su vivienda, no sólo tendrán la posibilidad de normalizar su situación a través del plan de regularización dominial que promueve la Provincia, sino que también estarán eximidos de abonar la carga fiscal que adeuda el inmueble. Dado que se trata de hogares que revisten interés social, el trámite de escrituración será totalmente gratuito y exento de impuestos y tasas.

Martín Di Bella, el economista que conduce Arba, resaltó la importancia del acuerdo y explicó que "hace dos años, junto al Ministerio de Infraestructura y la Escribanía de Gobierno, iniciamos un plan integral para agilizar la regularización de viviendas sociales. Ahora profundizamos esa iniciativa, dado que los vecinos que acceden al título de propiedad de su vivienda serán eximidos de pagar la deuda que tenga el inmueble, sin necesidad de realizar ningún trámite", puntualizó.



Di Bella subrayó que "los beneficios abarcan a familias que, debido a su situación socioeconómica, necesitan el apoyo del Estado. La Provincia las ayudará a regularizar la situación de su hogar y, una vez que tengan la escritura de la vivienda, comenzarán a pagar el Inmobiliario como todos los contribuyentes".

Para ser incluidos dentro de estos beneficios, los hogares deben ser considerados de interés social, a partir del pedido que realicen el Ejecutivo provincial o los municipios, luego de una evaluación de la situación socioeconómica de cada familia. Además, en todos los casos es requisito que se trate de inmuebles destinados a vivienda única, familiar y de ocupación permanente.

El convenio entre Arba y la Escribanía General de Gobierno prevé que la eximición de las deudas inmobiliarias se efectivice de manera inmediata. El procedimiento estará completamente informatizado y los vecinos no precisarán realizar trámite alguno. La condonación abarcará los montos que el propietario adeude en concepto de Inmobiliario hasta la fecha de otorgamiento del acto notarial.

El escribano general de Gobierno, Alfredo Sivero, enfatizó "la buena voluntad de los distintos organismos" que participan en el proceso de regularización, y agregó que "es importante tener en cuenta que cuando los nuevos propietarios reciben la escritura comienzan enseguida a pagar los impuestos de su hogar, y eso eleva el nivel  de cobrabilidad. El proceso de escrituración lleva buen ritmo y la Provincia tiene que seguir por este camino", resaltó.

Además de Di Bella y Sivero, participaron de la firma del convenio el subdirector ejecutivo de Recaudación y Catastro de Arba, Hernán García Zúñiga; el asesor jefe de la Escribanía General de Gobierno, Mariano Cowen, y el escribano director de ese organismo, Martín Bertereche.

 
Powered by Blogger