Arba suma 3 nuevos satélites para combatir la evasión

(10/09/2013) La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires dispone de un equipo de especialistas que utilizan la tecnología satelital como herramienta específica para luchar contra la evasión y el incumplimiento tributario. Los técnicos del organismo, que son profesionales que cuentan con capacitación permanente, analizan las imágenes provistas por 18 satélites a partir de un procedimiento que les permite detectar construcciones no declaradas y controlar el desarrollo de otras actividades económicas.

Este mecanismo de fiscalización constituye una novedad a nivel mundial dado que, a través de la información satelital, Arba desarrolló todo un sistema de trabajo que apunta íntegramente a controlar y sancionar la evasión del pago de impuestos, mediante esta tecnología.

El director de la Agencia de Recaudación, Martín Di Bella, afirmó que "la fiscalización a través de herramientas satelitales nos permite perfeccionar los controles y lograr avances concretos en el combate a la evasión". Además, destacó "el alto nivel de especialización" de los técnicos del organismo, que realizan capacitaciones en el exterior "para lograr mayor eficiencia en su labor y potenciar la acción del Estado en su lucha contra el incumplimiento tributario".

Detección Satelital de Piletas
A través de un acuerdo con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la Agencia Espacial Italiana (ASI), los especialistas de la Subgerencia de Fiscalización Satelital de Arba acceden a las imágenes satelitales, las decodifican y analizan para utilizarlas en diversos operativos de control.

En la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires se trabaja tanto con imágenes provistas por sensores de satélites construidos en nuestro país, como con sensores confeccionados en Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia, Japón, Brasil y la India.

Desde hace algunos años, Arba utiliza esos datos para controlar partidas inmobiliarias y detectar piletas, construcciones y remodelaciones que los propietarios no declaran ante el fisco para eludir el pago de impuestos. La información satelital también permite realizar estimaciones de rendimiento agrícola y controlar distintos rubros de la economía, como la ganadería intensiva por ejemplo.

En el transcurso de este año se sumaron tres nuevos sensores en los procesos de fiscalización que posibilitaron extender el horizonte de los controles. Uno de ellos funciona desde el satélite estadounidense Landsat 8, que fue puesto en órbita hace poco tiempo. Las imágenes que provee permitirán ampliar las inspecciones agropecuarias, dado que el sensor está diseñado especialmente para el monitoreo de cultivos.

Los otros dos satélites incorporados al sistema de fiscalización de Arba son franceses y los datos que brindan se aplicarán, respectivamente, en la actualización de la cartografía digital de la provincia de Buenos Aires y en fiscalizaciones relacionadas con el Impuesto Inmobiliario Rural.

Capacitación permanente

Los técnicos de Arba realizan cursos y especializaciones en el exterior, que les permiten una mayor eficiencia a la hora de disponer, interpretar y analizar los datos provistos por la tecnología satelital.

El desarrollo técnico logrado por el área de Fiscalización Satelital de la Agencia de Recaudación cuenta con reconocimiento internacional, a punto tal que organismos como la Agencia Espacial Italiana (ASI) promueven que profesionales europeos interesados en el tema realicen prácticas de instrucción en Arba.

En los últimos años, la tecnología satelital tuvo un gran impulso en Argentina. De hecho, nuestro país puso en órbita varios satélites monitoreados por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales. En la actualidad, se trabaja junto a Italia en el proceso de fabricación de un nuevo satélite radar que, dadas sus características, tendrá diversas aplicaciones. Especialistas de Arba y la CONAE comparten talleres de trabajo en los que evalúan las posibilidades de este emprendimiento.

 
Powered by Blogger