Con tecnología satelital y el aporte de un drone, Arba detectó 232 casas sin declarar en un country

Durante un operativo de control en un country de Mar del Plata, en el que se detectó que más del 80% de las casas de ese emprendimiento inmobiliario estaban declaradas como baldíos, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires puso en funcionamiento una nueva herramienta de fiscalización catastral que permite, en pocos minutos, relevar información calificada sobre propiedades emplazadas en lugares de difícil acceso.

Los inspectores de Arba utilizaron como apoyo de su labor de control en el barrio cerrado un elemento aéreo sin tripulación, comandado a distancia, conocido como drone, que logró optimizar la acción fiscalizadora y ayudó en la detección de 232 casas que estaban registradas como baldíos y 45 piletas cuya construcción nunca fue informada por sus dueños.

Además, con el aporte de esta tecnología se descubrió que el club house del predio, que incluye un selecto restaurante y varias áreas de servicio, tampoco estaba declarado ante el fisco. El drone fiscalizador capta imágenes con una cámara de 16 megapíxeles y posibilita ver objetos de hasta 5 centímetros de tamaño. Estas particularidades le otorgan gran precisión para analizar las características de las viviendas relevadas, con un margen de error mínimo de sólo 2 centímetros.

Imagen captada por el drone
El director de Arba, Iván Budassi, quien encabezó el operativo en el country, aseguró que "la maniobra de evasión implica una deuda acumulada de $6 millones en concepto de Impuesto Inmobiliario", y subrayó que "todos los contribuyentes en infracción fueron intimados a regularizar su situación y deberán enfrentar las multas e intereses correspondientes".

Además, el funcionario del gobierno de Daniel Scioli afirmó que "las imágenes que suministra el drone complementan la información que brinda la tecnología satelital y nos permite sumar una nueva herramienta para profundizar el combate contra la evasión en el Impuesto Inmobiliario".

Budassi explicó que "la detección de irregularidades catastrales comienza con el análisis del material que aportan 18 satélites en órbita. Una vez identificadas las propiedades en infracción, se realizan inspecciones presenciales para determinar las características y antigüedad de las construcciones. En esta segunda instancia de fiscalización es donde el drone nos brinda datos de mucha utilidad, sobre todo por su calidad para captar imágenes en lugares de difícil acceso".

En su primera misión de trabajo, que tuvo lugar en un country marplatense ubicado en Avenida Jorge Newbery al 5.000, el drone fiscalizador de Arba mostró su utilidad para complementar y optimizar tanto la información que suministran las imágenes satelitales como los datos que surgen de los controles presenciales que efectúan los inspectores del organismo.

Con esta red fiscalizadora integral, la Agencia de Recaudación intensificará en todo el territorio provincial el combate a la evasión en el Impuesto Inmobiliario, a partir de la detección y sanción de aquellos contribuyentes que no declaran sus construcciones, remodelaciones y piletas.

 
Powered by Blogger