Ir al contenido principal

En lo que va del año, ARBA recuperó $250 millones a través de la fiscalización electrónica en Ingresos Brutos

(31/08/2016) Con el sistema de fiscalización electrónica, que permite controlar de forma remota y sin recurrir a operativos presenciales a los contribuyentes de Ingresos Brutos que registran inconsistencias tributarias, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires logró recuperar entre enero y agosto de este año un total de $250 millones.

Gastón Fossati, director de ARBA, aseguró que “ese recupero tributario incluye a cerca de 15 mil empresas que, una vez que fueron intimadas y vieron la información que tenía el fisco sobre sus operaciones, reconocieron los desvíos y regularizaron los montos reclamados en concepto de Ingresos Brutos”.

A la vez, destacó que “aplicar tecnología a los procedimientos de fiscalización y cobranza contribuye a mejorar los recursos propios de la Provincia que conduce María Eugenia Vidal”, y remarcó que “esos impuestos recuperados se transforman en obras y mejores servicios de educación, salud y seguridad que benefician a todos los vecinos”.

Esta modalidad de control que utiliza ARBA, basada en un pormenorizado cruce de datos, supera en alcance y eficacia a los operativos tradicionales, puesto que abarca digitalmente a quienes mantienen comportamientos irregulares en su operatoria de Ingresos Brutos sin necesidad de fiscalizarlos en forma presencial ni efectuarles determinaciones de oficio.

Fossati subrayó que “se trata de una herramienta de control que potencia el combate contra la evasión”, y precisó que “nos posibilita realizar una fiscalización electrónica masiva, que se enfoca directamente en contribuyentes que exhiben desvíos en su conducta tributaria”.

Además, puntualizó que “el sistema funciona sobre una plataforma web y tanto las intimaciones como los descargos se efectúan mediante un intercambio online permanente entre el fisco y los contribuyentes, lo que garantiza la eficiencia, agilidad y transparencia de todo el procedimiento”.

Cuando ARBA cruza información y detecta inconsistencias, por ejemplo entre las declaraciones juradas de IVA e Ingresos Brutos de un contribuyente directo, o errores, como la aplicación de alícuotas incorrectas de agentes de recaudación, el sistema remoto exhibe automáticamente esas incongruencias y se las informa en forma constante al infractor, haciéndole un seguimiento permanente.

De esta manera, indicó Fossati, “se busca recuperar impuestos impagos pero también modificar el comportamiento fiscal de los contribuyentes que, al advertir la evidencia que posee ARBA sobre las inconsistencias, tienen la oportunidad de regularizar espontáneamente su situación y evitar reincidir en el incumplimiento”.

En caso de que los contribuyentes intimados por el sistema de fiscalización remota no corrijan los desvíos en su operatoria de Ingresos Brutos, ni presenten los descargos pertinentes para explicar la situación, la deuda acumulada podrá ser exigida por ARBA a través de acciones judiciales de cobro.

Entradas populares de este blog

ARBA: CUÁNDO VENCEN LOS IMPUESTOS PATRIMONIALES BONAERENSES

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires estableció el calendario fiscal 2022 y dispuso que el vencimiento de la primera cuota y pago anual del Impuesto a los Automotores opere recién el 10 de marzo próximo . El calendario fiscal brinda a los contribuyentes la información necesaria para cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones impositivas. Por otra parte, la primera cuota y pago anual del Impuesto Inmobiliario Urbano , tanto en su planta edificada como baldía, se determinó para el 22 de febrero , lo que implica que no habrá vencimientos de impuestos predeterminados durante enero . A tal efecto, las cinco cuotas de Automotores vencerán en marzo, mayo, julio, septiembre y noviembre. En tanto que las del Inmobiliario Urbano lo harán en febrero, abril, junio, agosto y octubre. Los vencimientos del Impuesto Inmobiliario Rural y Complementario fueron fijados en los meses de marzo, junio, septiembre y noviembre. Respecto del tributo a las Embarcaciones Deportivas,

ARBA DESPLIEGA EN LA COSTA LA CAMPAÑA SIMPLIFICATE: DÓNDE ENCONTRAR LOS PUESTOS DE ATENCIÓN

Desde enero y hasta mediados de febrero, ARBA ofrecerá puestos de atención en puntos estratégicos para el turismo, además de reforzar la atención en las oficinas de la costa. También intensificará las acciones de fiscalización para detectar evasión tributaria en los sectores de mayor capacidad económica. En el marco de las vacaciones de verano, ARBA busca implementa la campaña SIMPLIFICATE con el objetivo de ampliar el acceso a los trámites y acercar información sobre cómo agilizarlos, a la vez que se refuerzan las fiscalizaciones en los sectores con mayor poder adquisitivo. Más beneficios, menos trámites Simplificate es una iniciativa que otorga la posibilidad del pago unificado del Monotributo e Ingresos Brutos: una modalidad que, a su vez, exime a los usuarios de las retenciones bancarias y la presentación de declaraciones juradas. Además, promueve la adhesión para recibir las boletas a través del correo electrónico. Por último, con esta oportunidad la Agencia propone la realización

ARBA DETECTÓ EN PINAMAR DOS EDIFICIOS QUE ESTABAN SIN DECLARAR Y EVADÍAN EL IMPUESTO INMOBILIARIO

En el inicio de las acciones de fiscalización de verano, que abarcan la costa atlántica y otros puntos del territorio bonaerense, agentes de ARBA intimaron a los desarrolladores de dos edificios residenciales en Pinamar, ya que no habían declarado esas construcciones ante el fisco.   Cristian Girard , director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires , explicó que “ mediante un sistema de fiscalización inteligente, que incluye tecnología satelital y controles presenciales, detectamos dos edificios de departamentos que las empresas constructoras todavía no declararon. El valor total de mercado de estas edificaciones supera los 5 millones de dólares ”. Además, detalló que “ los inmuebles deberían estar dados de alta hace 5 meses. En conjunto, son 5.000 metros cuadrados cubiertos sin registrar, que representan una evasión muy importante en el Impuesto Inmobiliario. Los desarrolladores fueron intimados para que regularicen la situación, pagando el tributo atrasado