ARBA logró mejorar el comportamiento fiscal de 140 mil contribuyentes de Ingresos Brutos

(05/09/2016) Con la implementación de un sistema de multas automáticas y otras acciones de administración tributaria aplicadas durante lo que va del año, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires logró mejorar el cumplimiento fiscal de 143.826 contribuyentes de Ingresos Brutos, quienes regularizaron la presentación de sus declaraciones juradas.

El director de ARBA, Gastón Fossati, destacó que “en los últimos meses avanzamos con medidas que permitieron ordenar la situación de muchos contribuyentes que no cumplían con los deberes formales vinculados al Impuesto sobre los Ingresos Brutos”.

En ese sentido, precisó que “había declaraciones juradas que se hacían fuera del plazo correspondiente, o directamente no se presentaban. Para corregir esa situación, comenzamos a aplicar multas automáticas sobre los infractores y, en poco tiempo, logramos mejorar el nivel de cumplimiento en este tipo de obligaciones”.

La instrumentación de sanciones comenzó en el mes de abril, luego de que la Agencia de Recaudación intimase a las personas físicas y jurídicas que no habían cumplido con el trámite de Ingresos Brutos, que se realiza desde la web. Fue la primera vez que el organismo utilizó esta modalidad de punición, establecida en el Artículo 60 del Código Fiscal, que prevé multas de hasta $600 para quienes no presenten sus declaraciones juradas en término.

Fossati aseguró que “con estas medidas buscamos que los contribuyentes en infracción corrijan su comportamiento fiscal y, de aquí en más, empiecen a cumplir con sus obligaciones tributarias de forma espontánea”.

En esa línea, explicó que “nuestra intención es que una vez que regularicen se mantengan al día, porque si todos cumplen la Provincia puede fortalecer sus recursos y orientarlos en obras y servicios que mejoren la vida cotidiana de cada vecino”.

A partir de los procedimientos implementados este año, cuando un contribuyente no presenta en término su declaración jurada de Ingresos Brutos, la Agencia de Recaudación lo intima a través del Domicilio Fiscal Electrónico, un canal oficial de contacto al que se accede desde la web y posee validez jurídica.

Los contribuyentes intimados que cumplen con la presentación exigida dentro de los 15 días de recibida la notificación obtienen una reducción del 50% en el monto de la multa y, además, la infracción cometida no se considera como antecedente en su contra.

Por el contrario, quienes no responden deben pagar el total de la multa, que queda firme 30 días después de la notificación, y en caso de corresponder tienen que hacer frente a intereses.

 
Powered by Blogger